SANTIAGO, Chile — En atención a que la necesidad de contar con donantes de sangre no se detiene con ocasión de la emergencia sanitaria del Covid-19, nuevamente, miembros de la Iglesia facilitaron uno de sus edificios, ahora en la V Regíon, para que sirviera como centro de donación, y muchos de ellos también fueron voluntarios para donar.

Miguel Honores, presidente de la Estaca Valparaíso, señaló en cuanto a este apoyo a la donación de sangre: «Como discípulos de Jesucristo, seguimos su ejemplo al ayudar y brindar servicio a todos en la comunidad. Entonces, los miembros de la Iglesia tienen deseos de ayudar y la donación de sangre tiene un impacto significativo.»

Por su parte, el Centro de Sangre de Valparaíso agradeció a través de sus redes sociales la ayuda prestada y la generosidad de los miembros.